la triste noticia del fallecimiento de un concursante de First Dates a pocas semanas de salir en antena

Joel no pasó desapercibido en su paso por First Dates.

Parece que First Dates sigue, un año más, manteniendo intacta su capacidad de sorprender. Algo que parece increíble, si tenemos en cuenta que trata de un programa con varios años a sus espaldas. Afortunadamente para Cuatro, sigue manteniendo una audiencia fiel, y un gran seguimiento en las redes sociales.

Pero lo mejor de todo es que, gracias al programa que sigue presentando Carlos Sobera, estamos aprendiendo mucho sobre cómo ligar en el mundo moderno. De paso, también visibiliza a minorías o nos da verdaderas lecciones de tolerancia… y, a veces, nos enseña qué es lo que bajo ningún concepto tenemos que hacer en una cita.

Está claro que por el programa han pasado personajes memorables. Joel Tulis fue uno de esos concursantes inolvidables de First Dates, convirtiéndose de inmediato en parte de la historia del programa. Su paso fue imborrable por varios motivos, pero uno de ellos fue reconocer que una novia le había dejado en nada más y nada menos que… 93 ocasiones.

Además, dejó frases que dieron mucho que hablar. Sin embargo, tristemente también acabó siendo noticia por el peor de los motivos: tan solo pocos meses después de salir en antena, falleció demasiado joven con tan solo 23 años.

Joel se presentó en el programa de Cuatro en el año 2017 como modelo y estilista, explicando que vivía en Cervera, Lleida. El joven había trabajado como modelo y le fascinaba todo lo relacionado con la moda. De igual manera, dejó claro que estaba dispuesto a encontrar el amor y por ese motivo tuvo una cita esa noche con una joven llamada Natasha.

Joel murió poco después de participar en el programa.

La velada tuvo momentos buenos, pero también otros que generaron muchos comentarios en redes sociales. Por ejemplo, una de sus frases más recordadas: “Soy creído para sentirme bien conmigo mismo y porque soy bello”, dijo. Su pareja tuvo puntos en común, ya que los dos tenían una alta autoestima y se consideraban personas atractivas.

Pero esos fueron también los puntos que, paradójicamente, les hicieron chocar: resultaron ser demasiado parecidos, y por ello acabaron decidiendo no darse una segunda cita.

De forma trágica, el joven volvió a ser noticia pocos meses después de acudir al citado espacio, tras perder la vida en la piscina cubierta de la localidad en la que vivía, y en la que trabajaba como monitor. Joel aprovechó un rato que se había quedado solo en el citado recinto para nadar, cuando, al parecer, sufrió un infarto dentro en el agua y esto le provocó la muerte, según informó el medio Segre.

Una hora después del dramático accidente, su cuerpo fue encontrado flotando en la piscina por la mujer de la limpieza. Ella fue quien alertó en ese momento del terrible hallazgo a la policía, pero los sanitarios nada pudieron hacer por su vida.