La polémica carta de la madre del asesino de Erika, la niña de 14 años apuñalada en Oviedo

Una semana después del asesinato de Erika, la niña de 14 años que muerta a puñaladas por su vecino, Igor Postolache, la madre de este ha querido dedicar una polémica y emotiva carta a los padres de la joven víctima.

En ella ha pedido perdón en nombre de su familia por el «inimaginable dolor» que les ha causado su hijo , cuando cogió a la niña, al volver del instituto, y la apuñaló hasta acabar con su vida en su domicilio de Oviedo.

En el escrito, que ha hecho público el abogado de la familia, la madre ha explicado el motivo por el que hasta ahora no había hablado: «La razón de no dirigirme hasta este momento es que, como madre, no he tenido valor, ni fuerzas para pediros perdón porque yo misma no me lo perdono».

«Tanto yo como mi familia lamentamos profundamente los hechos sucedidos, que nunca pudimos imaginar y que nos acompañarán el resto de nuestras vidas. Nuestra sociedad tiene procedimientos judiciales para castigar este terrible hecho, aunque soy consciente que nunca se podrá restituir el profundo daño causado a Erika y a su familia», explicaba en su misiva la madre de Igor.

«Pido perdón por el dolor inimaginable que están sufriendo porque el que yo no tengo tampoco se puede medir», concluía en su carta,  entendiendo que la familia de Erika no aceptase su perdón y comentando que en un futuro, si ellos se lo permiten, desearía poder pedírselo personalmente en la intimidad.

Una vez que el agresor reciba el alta de las heridas que él mismo se causó tras matar a Erika, entrará en prisión provisional, comunicada y sin fianza hasta que se celebre el juicio donde se le imputarán, en un principio, un delito de asesinato y otro de agresión sexual en grado de tentativa.