La multa histórica que puede recibir Jorge Javier Vázquez por su tremendo error en directo

Continúan los cambios radicales en Telecinco.

En los últimos años, Sálvame se había convertido en uno de los programas que más ha marcado tendencia en la pequeña pantalla. Sin embargo, ahora está en horas bajas, entre otras cosas porque la dura competencia de otros formatos como Pasapalabra en Antena 3 está consiguiendo que sufran un poco con la ausencia de espectadores.

Sálvame es sin duda un programa controvertido al que se ha calificado en muchas ocasiones como «telebasura»,​ convirtiéndose, por ejemplo, en el espacio televisivo que más quejas acumula por no cumplir el Código de Autorregulación de Contenidos Televisivos e Infancia. Más de la mitad de las protestas que tiene la cadena son debidas a este programa.

El propio Paolo Vasile estaría desbordado por las continuas polémicas que afectan al programa, su buque insignia durante muchos años. El consejero delegado de Mediaset está viendo cómo las audiencias están cayendo en picado y no es capaz de darle un giro al magazine que acabe con esa huida de espectadores.

Por todo ello, Sálvame se ha enfrentado a profundos cambios desde hace meses. Recientemente, La Fábrica de la Tele decidió prescindir de dos de los directores del programa, David Valldeperas y Alberto Díaz, y sustituirlos por Óscar Cornejo, uno de sus fundadores y dueños.

Aunque el movimiento se interpretó como un intento de reflotar las audiencias del programa debido a su crisis, hubo medios que llegaron a decir que estos ceses se debían a la Operación Deluxe, que investiga el presunto espionaje a famosos por parte de la dirección de Sálvame.

Pero hay otro motivo: estos cambios también son producto de una decisión editorial para «blanquear» los contenidos del programa y así favorecer la OPA que lanzó recientemente Mediaset Italia para hacerse con la totalidad de Mediaset España. La compra de la empresa española por parte de Silvio Berlusconi tendrá que pasar al menos dos autorizaciones gubernamentales que vendrían aparejadas con una serie de compromisos, y entre ellos está que la parrilla tenga menos conflictos y sea algo más «blanca».

El propio Paolo Vasile estaría desbordado por las continuas polémicas que afectan al programa, su buque insignia durante muchos años. El consejero delegado de Mediaset está viendo cómo las audiencias están cayendo en picado y no es capaz de darle un giro al magazine que acabe con esa huida de espectadores.

Las palabras de Jorge Javier Vázquez que podrían costar miles de euros.

Jorge Javier Vázquez volvió a convertirse en protagonista por las razones equivocadas. El programa volvía a las andadas con las intimidades de Terelu Campos y su entorno, un tema que siempre es sinónimo de audiencia, especialmente cuando hacen revelaciones sobre su vida privada.

El fichaje estrella de Sálvame esta temporada ha sido Pipi Estrada. El periodista deportivo no tiene límites a la hora de contar cosas sobre su pasado, no necesariamente sobre su relación íntima con Terelu. En esta ocasión, se trató del minucioso relato de cómo Pipi Estrada había frecuentado locales de intercambio de parejas.

Jorge Javier, interesado por el tema, le sometió a un extenso cuestionario para conocer todos los detalles. El problema es que esto sucedió a media tarde y con los niños merendando, en supuesto horario infantil. Mientras, animado por el catalán, Pipi detallaba su experiencia en este tipo de locales.

También habló sobre las «normas» que rigen los encuentros en dichos sitios, del tipo de relaciones que se establecen allí, y de con cuántas mujeres a la vez ha llegado a estar. En un momento dado, Jorge Javier recibió un aviso por el pinganillo y dio un toque de alerta general, que todos cumplieron a rajatabla.

«A partir de ahora vamos a catalogarlo como ‘local divertido’, fueron las últimas palabras de Jorge Javier, que ya empezaba a recibir duras críticas en las redes sociales. Demasiado tarde, en caso de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia vaya a tomar medidas en el asunto como ha hecho en otras ocasiones.

Se rumorea que el consejero delegado de Mediaset tiene en el punto de mira a Jorge Javier por salidas de tono como esta. A pesar de que siguen confiando en él para las tardes de Telecinco, actualmente no está rindiendo como el italiano esperaba de él. Y es que el catalán ya no disfruta de la inmunidad que le otorgaba Vasile cuando el programa iba viento en popa.