La indignante respuesta de Manu Tenorio a las declaraciones de Rosa López sobre sus problemas económicos

Rosa López se rompió al hablar del duro precio de la fama.

En los últimos días Rosa López ha acaparado titulares por dos motivos muy diferentes; el primero, su testimonio de cómo el sobrepeso afectaba a su vida. Según contó la cantante, a raíz de su paso por Operación Triunfo y de una dieta muy sana y la práctica de deporte, consiguió perder 40 kilos.

El segundo motivo, por las informaciones que apuntaron a su posible boda secreta con su pareja, Iñaki García. Rumores que surgieron después de que compartiera una imagen en sus redes sociales con un vestido que parecía de novia.

Algo que Rosa ha desmentido en la entrega de los premios Pumm, celebrados en Madrid hace unos días. «Yo no estoy casada ni me voy a casar», dijo con su mejor sonrisa. La cantante explicó que simplemente posó con un diseño de novia de un diseñador amigo suyo. «Ya la hemos liado», dijo entre risas.

Por el momento, Rosa no tiene planes de boda a la vista: «no hay intenciones porque estoy tan feliz que ni me acuerdo de casarme. Lo veo tan maravilloso y estoy tan feliz que ni casarme supera eso», reconoció.

Rosa aseguró que «estoy tan feliz que me da miedo que se rompa si me emociono demasiado». Además de en el amor, parece estar triunfando en su carrera musical. Además de estrenarse al frente de las Campanadas en Trece, agradeció emocionada el apoyo del público a su nuevo single, «Si no te vuelvo a ver».

En su entrevista con Jordi Évole desvela por qué mintió sobre su origen.

Ahora, su nombre está en boca de todos tras la entrevista que le hizo Jordi Évole. Algunas de las revelaciones que ha hecho se remontan a sus tiempos de «triunfita». O, mejor dicho, al casting para convertirse en ello.

Rosa López contó durante los castings para acceder a Operación Triunfo que era de un pueblo de Granada llamado Armilla. Sin embargo, lo cierto es que antes de presentarse al concurso vivía junto a sus padres y hermanos en un barrio cercano al polígono de la ciudad de Granada.

Desde que nació vivió en el polígono de Almanjáyar, pero antes de entrar al concurso se mudaron a una casa que su padre tenía en Armilla por miedo a que su lugar se residencia pudiera ser un motivo de exclusión en el programa.

«Fue el sufrimiento de unos padres para que no trataran mal a sus hijos», explica la cantante, que destaca que «no hay nada malo» porque siguen siendo «la misma familia queriendo luchar». «Mi padre era un buscavidas. Nuestras vacaciones las pasábamos entre hormigoneras, arena, bloques y ladrillo arreglando casas. Mi padre las compraba, la arreglábamos entre todos y luego la vendía».

Así habla Rosa López sobre los orígenes humildes de su familia y las profesiones a las que se dedicaban para salir adelante. Además, desveló otras pequeñas mentiras que dijo durante el casting para entrar en Operación Triunfo. Algo que hizo reír al presentador: «Me parece que falsificar un currículum es lo más español que hay», dijo.

La cantante contó que aseguró que «tocaba el piano y que sabía hablar un segundo idioma, inglés». La artista consideró que estos pequeños engaños le ayudaron a entrar en el programa del que posteriormente Jordi Évole le mostró unas imágenes.

Sus problemas económicos y deudas con Hacienda.

Se ha hablado a menudo de cuánto ganaron los concursantes de la primera edición de OT. Ha sido al hablar de ello cuando Rosa ha revelado los problemas económicos que tuvo por una deuda con Hacienda. «Mi hermano sabía todo y mi padre estaba gestionándolo como podía. Teníamos un gestor al que un día le pregunté y por preguntar, que ninguno sabíamos nada, el mismo gestor me dijo que había un problema con Hacienda de que no había justificado 80 millones de pesetas», le contó a Évole.

Al enterarse, Rosa López no lo dudó. «Vendí mi casa, vendí la casa que compramos en Monachil (Granada) y me compré un piso de 80 metros cuadrados en Madrid. No tengo terraza», explicó.

Por último, contó que actualmente «no estoy ligada a ninguna discográfica, ahora soy buena, bonita y barata». Y a la pregunta de cuál es su caché, no tuvo reparos en decir que «Entre 9.000 y 14.000 euros».

Manu Tenorio, contrario a las declaraciones de Rosa López.

Unos días después Manu Tenorio se pronunció sobre el tema en Telemadrid. El cantante visitó el programa Juntos de la cadena madrileña para promocionar su disco La verdad, con el que celebra 20 años en la música. A raíz de la aparición de su compañera de edición en el programa de Évole, Manu Tenorio decidió matizar las duras confesiones de la ganadora de la primera edición de OT.

“Obviamente sabía que íbamos a sacar el tema y llevo no sé cuántas horas pensando en la respuesta”, comenzó diciendo el cantante. En referencia a los problemas con Hacienda de Rosa, el cantante se quiso mostrar “políticamente correcto”, pero explicó que se trataba de un caso aislado.

En cantante dio así su opinión al respecto: “Su verdad es, por supuesto, completamente cierta, pero eso se hubiese evitado con un gestor en condiciones”, dijo. Sobre si los concursantes después del talent estuvieron bien asesorados, Manu Tenorio se mostró firme: “A mí me pilló con otra edad, y al final cada uno cuenta la película según le ha ido”, explicó.

“A mí, personalmente, me fue muy bien, y no puedo negarlo”, aseguró. Entonces explicó que la situación de la mayoría de los triunfitos era que venían de familias “nivel medio”: “Yo tengo compañeros que salieron de allí con un pequeño patrimonio”, dijo.

“Tampoco puedes pretender ganar un concurso y que a partir de ahí ya tengas un carné vitalicio de cantante y de artista”, concluyó un Manu Tenorio muy crítico con las declaraciones de Rosa López junto a Évole. En las redes criticaron lo que muchos interpretaron como un ataque a la cantante:

Y tú, ¿qué opinas?