La fotógrafa rumana que captura la esencia de la maternidad en diferentes países

¿Qué es el instinto maternal?

¿Te has parado a pensar alguna vez en por qué los humanos sentimos un apego especial con nuestras madres? La conexión entre madre e hijo es uno de los vínculos más importantes, si no el más importante en el desarrollo del ser humano. Existen teorías que afirman que este vínculo está relacionado con nuestra capacidad para mantenernos erguidos. Según esta teoría, el hecho de que el homínido empezara a caminar erguido supuso una ventaja gigantesca con respecto al resto de los animales, pero hizo que la pelvis tuviera que estrecharse y, con ella, el canal del parto.

Pexels

Por este motivo, el conducto dejó de ser lo suficientemente amplio como para que el niño circulase por su interior. Si unimos a esto al crecimiento paulatino del tamaño del cerebro del feto, a la naturaleza sólo le quedó una solución: que el feto naciera prematuro. Es por esto que, a diferencia de las crías de otras especies, nada más nacer los humanos no somos capaces de caminar o de desplazarnos por nosotros mismos.

Dado que un ser prematuro es un ser indefenso, la especie humana está «programada», por así decirlo, para evitar que la madre abandone a sus hijos en el momento del nacimiento. De ahí la existencia de un vínculo extraordinario entre madre e hijo, que es lo que ha permitido que la especie sobreviva. Es también el motivo por el que la madre sería capaz incluso de dar su propia vida por la de su hijo.

Pexels

La psicóloga Montse Barnils explica que “el fuerte vínculo que se produce con el hijo a través del proceso de gestación y la posterior relación de apego y protección hace que muchas madres sientan al nuevo ser como ‘una parte de ellas’. Esta fuerte unión va cambiando de matiz durante las diferentes etapas del desarrollo, pero hay un nexo, una conexión que perdura en la madre y que la lleva a ser capaz de dar la vida por su hijo”.

El instinto maternal sería una condición psicológica que implica el sentimiento de una mujer para volcarse en el proceso de crianza. No todas las mujeres deciden acceder a la condición biológica que capacita para tener hijos, pero cuando lo hace, este instinto maternal empuja a entregarse al hijo. Pero es importante recordar que todo vínculo afectivo se crea, y se va construyendo a lo largo del tiempo, y no es necesariamente innato.

Ser madre alrededor del mundo.

En todas las culturas humanas se valora y se privilegia esta relación especial entre una madre y sus hijos. El hecho de que se trate de algo universal siempre fue muy interesante para la fotógrafa rumana Mihaela Noroc, que un buen día lo dejó todo para irse a viajar por el mundo y comprobar si efectivamente así era. Además, esperaba poder hacer fotos de madres e hijas rodeadas de la esencia de su propia cultura.

En su camino por alrededor de 50 países distintos, la fotógrafa consiguió documentar diferentes ejemplos de maternidad, terminando con una impresionante colección de imágenes que retratan bellas historias de amor entre madres y sus hijos. Tuvo que interrumpir su trabajo por culpa del coronavirus: «En enero [de 2020], nos encontrábamos en China cuando un misterioso virus empezó a aparecer en las noticias. Cuando volvimos a Europa, nadie se preocupaba, pero viendo lo que había ocurrido a nuestro alrededor, supe que nuestro mundo iba a cambiar por completo», relató por entonces.

«Afortunadamente, pudimos volver a Rumanía sanos y salvos, y encontrar una casa con patio durante el confinamiento. Aunque no podíamos movernos, pudimos al menos ver el cielo. Lo miraba y me preguntaba cuándo volvería a volar a otro destino», se lamentó. No nos extraña en absoluto, ya que sus fotos son evocadoras de lo que significa ser madre en otros rincones del mundo, y están dotadas una belleza cautivadora.

Juliana y su hijo Alex, en los Andes, Perú.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Andrea, guía de aventuras, y su hijo Benjamin, en Islandia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Carmen y sus hijas Ranya y Zara, en Bucarest, Rumanía.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Mafalda y su hija, en Lisboa, Portugal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Hijas y madre, en las calles de Rio de Janeiro, Brasil.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Arpita y su hijo, en Kolkata, India.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Shiori y su hija Kanade, en Tokyo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Tatiana y su hija Tonia, en París.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Joven madre con su hijo, en Chisinau, Moldavia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre siria con sus dos hijas, en un campo de refugiados en Grecia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre con sus dos hijas, en Guatemala.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre con su hija, en Kathmandu, Nepal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Barbara y su hija Caterina, en Milán, Italia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre e hija, en Kathmandu, Nepal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre e hijo, Australia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

La propia autora de las fotografías con su hija, Natalia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

¿Qué te han parecido las imágenes de esta fotógrafa? Cuéntanoslo en los comentarios.