Kiko Matamoros habla en directo sobre los vicios de Belén Esteban y peligra su futuro en Sálvame

Tras 50 años de adicción.

Kiko Matamoros regresó de Supervivientes 2022 con fuerza y ganas de zanjar todos los asuntos que tiene pendientes. Para ello, se sentó en el plató de Viva la Vida y concedió una de las entrevistas más sinceras de su carrera.

Emma García le preguntó por su nueva vida y él no tuvo inconveniente en responder a ninguna pregunta. Así,
Kiko Matamoros desveló que acudía al reality en pleno proceso de rehabilitación. El colaborador de Viva la vida y Sálvame llevaba un mes y medio sin consumir cocaína cuando comenzó la aventura en Honduras, algo que sorprendió a Emma García porque arrastraba una adicción de más de cincuenta años.

«¿Has tenido mono?», le preguntó directamente la presentadora. Kiko respondió sin tapujos y habló de la alteración del comportamiento de las personas que consumen droga, «arruinan sus relaciones familiares personales y profesionales, pero el problema es cómo abandonas tus obligaciones familiares, y acabas con la vida truncada», confesó.

Emma García le preguntó directamente si le afectó a él y Kiko reconoció que algo sí: «Había muchos días que llegaba a casa a las 8 de la mañana para recoger a mis hijos llevarles al colegio. No es lo mismo acostarte con tus hijos que levantarlos. No sé si lo notaban porque eran pequeños, pero raro me verían».

Ya mayores, sus hijos se han preocupado por él y se ha interesado en si consumía o no y le instaban a lo dejara. Se quedaron algo más tranquilos cuando Kiko cambió sus hábitos a raíz de iniciar una relación con Marta López Álamo, pues desde que mantiene una relación con ella ha rebajado su consumo. Además, Kiko confesó que ha llegado a consumir para no dormir y terminar de leer un libro que le estaba gustando mucho en ese momento.

Kiko Matamoros ha hablado de los problemas que tuvo Belén Esteban.

El televisivo aprovechó para matizar que cada paciente es un mundo, y que por eso los tratamientos son tan distintos. Por ello, contó que Belén Esteban no quiso entrar en ningún centro especializado, pero estaba muy controlada en su domicilio.

“Belén Esteban no fue a ningún centro de desintoxicación y fue muy cuestionada, pero yo creo que eso es la voluntad”, explicó Matamoros. La colaboradora nunca se ha negado al hablar de este tema, pero es cierto que intenta evitarlo por su entorno, por lo que puede que le haya molestado que su compañero lo ponga encima de la mesa.

Kiko recordó que Belén tuvo un problema similar y que lo superó de una forma distinta, con la intención de querer dejar claro que no hay que encasillar. Aunque otros compañeros prefieren callar este asunto porque saben que Esteban quiere olvidarlo, él ha confirmado que la adicción estuvo ahí y que afortunadamente ya es cosa del pasado.

Kiko Matamoros podría haber enfadado a Belén.

A raíz de esto, y a pesar de que Kiko tiene buena relación con la colaboradora, se rumorea que es posible que haya pasado algo entre ellos en los últimos meses. Por ejemplo, se sabe que el ex de Makoke no se ha puesto en contacto con ella después de enterarse de que está en silla de ruedas. Su explicación es que ya ha pasado lo peor y que nadie tiene motivos para estar preocupado.

Curiosamente, tanto Belén Esteban como Kiko Matamoros participaron en un concurso al poco de dar carpetazo a los vicios del pasado. “Es una dependencia más física que psicológica y yo sabía que me iba a venir bien en la isla porque sabía que no iba a tener una tentación. Iba esperanzado, por eso hice público un mensaje: dije que iba a ponerme a prueba. Si alguien duda no tengo problemas en hacerme un análisis de sangre porque estoy limpio”, le dijo a Emma García.

En resumen, ha aclarado que ningún paciente sigue un esquema establecido porque cada caso tiene una complejidad distinta. Tanto Esteban como él se han convertido en referentes para las personas que han atravesado por algo similar.

No es la única polémica de Matamoros con un compañero. Lydia Lozano y Kiko Matamoros han protagonizado uno de los cara a cara más esperados. Al regresar de Honduras, el tertuliano asegura que su compañera ha traicionado al programa y que tiene en su poder unos audios que podrían poner patas arriba su vida personal y profesional. Además, Kiko cree que Lydia ha utilizado a su novia Marta López Álamo y se ha aprovechado de ella.

María Patiño preguntó al empresario si en dichos audios se hablaba sobre Charlie. «Yo a él no le he agredido nunca, le he respetado toda la vida, hay veces que he hecho bromas, pero solo eso», dejó claro él. «Lo de que tenías audios lo has dicho muchas veces, y como a mí no me gusta estar atada de manos y pies, saca la soga ya. Pregúntale a Marta cómo ha sido mi actitud con ella, que cuando ha estado mal ha hablado hasta con Charlie», le retó Lydia.

Kiko echó marcha atrás y anunció que no le han autorizado para reproducir los audios. «No son míos y los terceros que están implicados no quieren», explicó. El enfrentamiento dejó el ambiente del programa muy tenso, teniendo Terelu que intervenir. No cabe duda de que estas tensiones marcará el futuro de los colaboradores del programa.