Karina, la niña de 15 años que logró sacar una foto de su violador y asesino, quien acabó linchado

La noticia de la muerte de Karina Blanco, una joven de 15 años que fue violada, asesinada y lanzada a un río, ha acabado dando la vuelta al mundo gracias a que antes de morir pudo sacar una foto del hombre que aparentemente lo hizo, y que luego sería clave para su identificación y posterior localización.

La joven estudiante caminaba este martes hacia su colegio San Francisco de Asís, en la localidad de El Playón (Colombia), cuando observó que un hombre la seguía, y decidió enviar una fotografía a un familiar. Tras lo cual se perdió el rastro de la menor.

Tras ser buscada por familiares y vecinos alertados por su desaparición, seis horas después fue encontrado su cuerpo sin vida en la orilla del río con aparentes signos de violencia física y múltiples heridas producidas por un arma blanca en su pecho y cuello.


Gracias a la imagen que Karina pudo enviar, y que su familia hizo pública para encontrar a su supuesto asesino, el hombre acabó siendo identificado como Alexander Carrillo, un venezolano de 55 años de edad, quien fue descubierto en una vereda de la zona.

El presunto agresor acabó siendo detenido por la policía, pero fueron atacados con piedras y armas blancas por una muchedumbre encabezada por los propios familiares de la adolescente cuando iba a ser trasladado a la comisaría, quienes tenían la firme intención de linchar al sospechoso.

”La gente acabó agrediendo a los policías, quienes acabaron con múltiples heridas, y al detenido, y en un momento dado, un familiar de la joven le causó una herida mortal con un arma blanca al presunto asesino, que posteriormente falleció”, explicó el oficial Carlos Martínez, comandante de la Policía en Norte de Santander.


Según comentó el padre de la adolescente a los medios locales, su hija había comentado a sus amigas que un hombre la llevaba persiguiendo desde hace varios días: “La niña había comentado que sentía que el hombre la estaba acechando desde días anteriores, por eso cuando ocurrió ella hizo varias fotos del agresor y las envió, con las que la gente le identificó”, aseguró.

El cuerpo de Karina Blanco ha sido trasladado a la sede de Medicina Legal para que los forenses realicen la inspección técnica correspondiente y, luego, será entregado a sus padres para que puedan despedirse de su hija y pueda ser enterrada.