José Ángel, el policía fallecido repentinamente a los 42 años: la posible causa

Estaba casado y era padre de dos niños.

Cuando se hace pública la trágica noticia del fallecimiento de alguien, genera una gran conmoción en su entorno personal. En la mayoría de los casos sucede por causas naturales, como la avanzada edad, y es relativamente más fácil racionalizar lo sucedido. Sin embargo, en otros intervienen factores que acentúa la tragedia, como, en este caso, la incertidumbre sobre las verdaderas causas del fallecimiento.

Hace unos pocos días falleció el policía local José Ángel Romero Sánchez. Su repentina muerte ha provocado un hondo pesar entre la plantilla de la Policía Local, a la que pertenecía desde hace más de dos décadas.

A través del perfil de la Policía Local de Jerez en redes sociales, el jefe del cuerpo Manuel Benítez, trasladó el pésame a toda la familia y dedicó unas palabras de recuerdo a este policía local. De él apuntó que era “una buena persona y un gran compañero”. “No es fácil encajar que una persona con su ilusión y con tan solo 42 años se vea en ese fatal trance”, dijo el máximo responsable de la Policía Local en este comunicado.

José Ángel Romero Sánchez estaba casado y tenía dos hijos. Especializado en el adiestramiento de perros para labor policial, desde el cuerpo policial se destacó que se había “hecho acreedor del respeto y admiración de muchas plantillas policiales de España”. De hecho, realizó numerosas demostraciones como guía canino. “Siempre fue un gran profesional, una persona cordial y amable con todos y así será recordado”.

Desde el gobierno municipal también se han mostrado sus condolencias por el repentino fallecimiento de este agente de la Policía Local. La alcaldesa, Mamen Sánchez, en nombre de la corporación municipal, quiso también trasladar su pesar a amigos y compañeros.

Falleció de forma repentina.

Durante la noche se encontró indispuesto, perdiendo gran cantidad de sangre, por lo que fue trasladado a Urgencias del Hospital de Jerez. A pesar de las continuas transfusiones de sangre no se pudo hacer nada por salvar su vida.

Una caída en la motocicleta policial en la Calle larga de Jerez, justo antes de la Rotonda Casinos, mientras acudía a una llamada el pasado 10 de junio, le provocó fuertes dolores por todo el cuerpo que han durado hasta ahora. Desde entonces estaba de baja médica a la espera de que le realizaran pruebas.

En estos momentos apuntan a que el motivo de la muerte se debe a un fallo multiorgánico. Se desconoce si la caída fue detonante del mismo. Su cuerpo ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense en Cádiz para esclarecer las causas del fallecimiento.

El fallecido deja un vacío grande. Por lo que se sabe sobre él, tal y como aseguran en Mira Jerez, era un buen padre, amaba con locura a su mujer y su familia, con quienes buscaba siempre mejorar. Según el citado medio, le encantaba la playa, pasear con sus perros, y sentir la libertad.