Jaime Peñafiel hunde al Rey Felipe tras revelar la nota que sacó en un test de inteligencia

Peñafiel desvela el vergonzoso resultado del test de inteligencia a Felipe VI

Un jefe de estado debe ser garante de la seguridad de un país y tanto su salud general como su salud mental debería estar garantizada. El cronista Jaime Peñafiel ha sembrado dudas sobre la capacidad intelectual de nuestro monarca.

La Escala Wechsler de Inteligencia para Adultos (WAIS) (original en inglés: Wechsler Adult Intelligence Scale) es una prueba psicométrica desarrollada por David Wechsler. A través de cuatro punutaciones (Comprensión Verbal, Razonamiento Perceptivo, Memoria de Trabajo y Velocidad de Procesamiento), y una quinta que se denomina Cociente Intelectual Total es capaz de determinar el grado de inteligencia de un individuo de manera muy eficaz.

¿Alguna vez os habéis preguntado qué C.I. tiene el Rey Felipe? Jaime Peñafiel ha despejado esta duda en un artículo para República.com en el que también habla de la adolescencia de nuestro Rey. «Felipe es un hombre bueno, sin esfuerzo, un hombre sin voluntad y sin carácter. Ignoro si la culpa de su manera de ser la tiene su madre que lo malcrió. El príncipe con 16 años era un niño malcriado por mamá, flojo en sus estudios, con faltas de asistencia y puntualidad en sus obligaciones escolares, déspota y con un grave problema añadido: el sueño. Estaba pasando una mala racha, quizá como consecuencia de su pubertad, lo que provocaba cierta vagancia, somnolencia y falta de interés en general. Se quedaba dormido hasta de pie. La primera labor del día era despertarle de su habitualmente pesado sueño con toda clase de artimañas».

Y llegamos al párrafo clave: «A pesar de lo que se dice ahora de que está “muy preparado”, en aquella época, el test Wechsler dio 27 puntos sobre 100, marcaba una inteligencia nada extraordinaria, digamos que solo normalita».

Es una nota pésima que podía deberse a un mal día del monarca. Peñafiel asegura que la información viene a través de José Antonio Alcina, ayudante de Camp de Juan Carlos.

Parece que el tutor de Felipe no estaba demasiado bien visto por su pupilo y lo podría demostrar la filtración tan vergonzante que se ha producido