Isabel Rábago revela la mentira que deja tocada a Rocío Carrasco

Continúan los problemas para Rocío Carrasco.

Desde que Rocío Carrasco empezara a contar «su verdad», con la docuserie del año pasado, Rocío, contar la verdad para seguir viva, las cosas no han sido las mismas en la prensa del corazón. Ahora, en la secuela En el nombre de Rocío, están saliendo a la luz las numerosas mentiras de personas cercanas a la familia a lo largo de los últimos años.

Está claro que si Rocío Jurado pudiera observando atentamente desde el más allá la evolución de su familia después de su fallecimiento en 2006, es probable que se quedara estupefacta al ver la guerra abierta familiar de su estirpe. La hija de «la más grande» ha arremetido contra la familia Mohedano, y también contra Raquel Mosquera, la que fuera mujer de su padre Pedro Carrasco. Otro de los aspectos más polémicos para Rocío Carrasco fue la boda entre su madre Rocío Jurado y Ortega Cano, un evento que a su juicio nuca debió celebrarse.

En resumen, los hermanos de Jurado, junto con su segundo marido y su hija menor, forman una piña enfrentada a Rociíto. Entre peleas en televisión y en los juzgados van pasando los años, mientras cada uno realiza los homenajes pertinentes a la artista de la familia.

Por otro lado, Rocío Carrasco cuenta con aliados en los medios de comunicación, como por ejemplo Isabel Rábago, una de las grandes defensoras de Rocío Carrasco. La colaboradora de Ya es mediodía siempre ha estado a favor de la hija de «la más grande» y nunca ha dudado en defenderla públicamente.

Por ella, ha llegado a enfrentarse en numerosas ocasiones al clan Mohedano. Recientemente, con motivo del estreno de la docuserie En el nombre de Rocío, cargó duramente contra Amador, el hermano de Rocío Jurado, a quien acusa de haber hecho un papel llamémosle «dudoso» siendo el representante artístico de la cantante. El pasado mes de junio, también protagonizó un rifirrafe con un familiar de su amiga, la propia Chayo Mohedano, hija de Amador Mohedano y Rosa Benito.

Isabel Rábago denunció que no hubo juicio.

Isabel Rábago ha sido testigo durante años de los conflictos judiciales que ha tenido Chayo Mohedano y el marido de esta, Andrés Fernández, con la productora de La Fábrica de la Tele. De hecho, todo el mundo era consciente de los problemas legales que tenía la prima de Rociíto contra los responsables de la productora de, entre otros espacios, Sálvame.

Por ese motivo, Chayo no dudó en lanzar alguna que otra pullita públicamente a sus detractores. Isabel, que trabaja para la cadena y es amiga de la productora, decidió en una ocasión defender el honor de Óscar Cornejo y Adrián Madrid, los responsables.

La periodista no dudó en sacar a la luz una noticia en la red social de Twitter, dirigido a los detractores de La Fábrica de la Tele. «Decían buscar justicia, alardeaban de meter en la cárcel a todo el mundo y llegar hasta el final ante los tribunales por su honor», empezó diciendo. «Realidad: les ofrecen dinero y entonces callan, perdonan, ponen la mano para cobrar y eso del honor y justicia para otro día. Te tienes que reír», escribió.

Inmediatamente, la prima de Rocío Carrasco le respondió contundente. «La abogada. ¿Tus amigos no te han dicho que ha habido juicio donde piden perdón y reconocen los hechos? Ahí estaban sentados todos esta mañana ante la jueza. Ya hablaré más adelante». Tras esta contestación, la colaboradora de Ya es mediodía decidió eliminar su tuit, ya que no quería salir perjudicada como sus dos amigos. Sin embargo, parece que el tiempo le ha acabado dando la razón.

La hija de Rosa Benito no se ha pronunciado nuevamente desde la supuesta resolución del juicio, posiblemente, según Informalia, por un acuerdo de confidencialidad. Según el citado medio, fuentes cercanas a la hija de Amador aseguran que ambas partes llegaron a un acuerdo económico. «La cifra se sitúa en torno a los 180.000 euros», afirmaron.

La condición sería «que ninguna de las partes hiciera público el acuerdo y que, por supuesto, la cantante y su esposo dejaran de hablar de la productora de Sálvame». Así, la información que Isabel Rábago destapó el pasado mes de junio parece indicar que es verídica.