Giro en la desaparición de Sandra Bermejo: piden fotos hechas en el cabo Peñas el día 8 de noviembre

Las autoridades continúan buscando a Sandra Bermejo.

Las autoridades siguen buscando desesperadamente a la joven Sandra Bermejo García, una mujer de 32 años que lleva en paradero desconocido desde el pasado martes 8 de noviembre en Gijón, Asturias. El pasado domingo, durante el dispositivo de búsqueda, se encontró el cuerpo sin vida de un hombre en la zona en la que se busca a la joven.

La búsqueda de Sandra se centra ahora en el entorno de Cabo de Peñas, después de que su vehículo fuera hallado en el aparcamiento más próximo a la peña La Gaviera. En el interior del vehículo se encontró una mochila con la cartera y otras pertenencias de la desaparecida, pero no hay rastro de su teléfono móvil.

La última señal del teléfono se emitió el martes por la tarde al borde del acantilado. De momento, no se descarta ninguna hipótesis. Fernando Muñoz, tío de la joven, estuvo presente durante algunas de las recientes jornadas de búsqueda, y dejó claro que la familia no se daba por vencida.

«No contemplamos la hipótesis de que se haya quitado voluntariamente la vida porque no hay fundamento para eso y nunca dio la menor señal en ese sentido: Sandra tiene una vida organizada, una red de amigos, una familia que la arropa y con la que mantiene buena relación. Por eso nuestra creencia está en que pudo producirse un accidente o de que se trata de una desaparición forzada», explicó el portavoz de la familia.

Sandra era una persona «alegre y muy sociable».

En cuanto a su descripción física, Sandra mide 1,62 de altura y es de complexión delgada. Tiene el pelo largo y castaño y los ojos también castaños. Una de las mejores amigas de Sandra describe a la joven como una persona «generalmente alegre, muy sociable».

Además, afirmó que la madrileña «es muy fácil de querer» y «muy cariñosa». Por todo ello, cuando el martes había quedado con ella para ir al teatro, se extrañó mucho de que no apareciese. Esa misma noche le envió un mensaje por WhatsApp que no tuvo respuesta, y a la mañana siguiente igual.

«Al día siguiente le envié un mensaje de texto y tampoco me contestó», lamentó. El miércoles por la tarde la joven había quedado con su madre para realizar una videollamada, algo que tampoco ocurrió. En ese momento, la familia comenzó a preocuparse y, después de ponerse en contacto con las amigas de Sandra en Gijón decidieron presentar la denuncia por desaparición.

Una nueva línea de investigación.

Mientras continúa por tierra y mar la búsqueda de Sandra Bermejo, se amplía una nueva línea de investigación para la que se pide colaboración ciudadana. En concreto,  tiene que ver con la posibilidad de que en la desaparición de la mujer intervinieran terceras personas.

Por ese motivo, se están recabando datos de los vehículos que pudieran haber estado en las inmediaciones de Peñas el día de la desaparición. La Asociación SOS Desaparecidos solicita a quienes estuvieran el pasado 8 de noviembre entre las 13:00 y las 18:30 horas en la zona e hicieran fotografías que las envíen al mail info@sosdesaparecidos.es, garantizando el uso confidencial de las imágenes.

No es la única línea de investigación que ha seguido la investigación. Según se supo hace unos días, Sandra Bermejo acudió un mes antes de su desaparición a una floristería de Gijón a recoger una fotografía que un joven había dejado en el local dedicada a ella. Así lo explicó la propietaria del negocio.

A Ana, la dueña, no le pareció extraño. «Viene mucha gente a dejar cosas aquí o a que le guarde algo», comentó. La foto pertenecía a un chico que es deportista que se dedica al remo, de acuerdo con Antena3. Ana, al ver la imagen, lo reconoció porque es vecino de la zona, según el citado medio.

Sandra era clienta habitual de la floristería, y solía ir a comprar a menudo plantas porque era aficionada. La última vez que la propietaria del negocio la vio en la tienda fue hace un mes, cuando fue a recoger la mencionada foto que le había dejado el chico.

Sea como sea, la última localización del móvil de Sandra la sitúa en el Cabo Peñas el martes 8 a las cinco de la tarde. Por ello, las labores de búsqueda se concentran en ese lugar. El operativo está coordinado por la Policía Nacional y en él participan efectivos de la Policía Local de Gozón, Guardia Civil, Bomberos y la Cruz Roja.

Desde la Asociación SOS Desaparecidos piden la colaboración ciudadana para dar con el paradero de la joven. Si tienes alguna información sobre el caso, puedes llamar a los teléfonos +34 642 650 775 o +34 649 952 957, o bien escribir un mail a info@sosdesaparecidos.es.