Fallece una mujer tras comer chocolate que un desconocido le había regalado por su cumpleaños

Trágica muerte de una mujer tras consumir chocolate envenenado

Una mujer de 54 años perdió la vida después de ingerir un “chocolate envenenado” que recibió como regalo en su cumpleaños. El incidente ocurrió de manera repentina y dejó consternada a la comunidad local.

La mujer falleció en medio de intensos dolores mientras salía de un salón de belleza, donde había pasado varias horas y, posteriormente, había consumido los dulces que le habían sido enviados como obsequio. Este trágico desenlace ha conmocionado a todos los que conocían a la víctima.

Mensajes intimidatorios y misteriosos

Según se ha informado, la familia de Lindaci reveló que la fallecida había recibido mensajes y llamadas amenazantes antes de su muerte. Estas comunicaciones perturbadoras incrementaron en intensidad hasta que, finalmente, el 20 de mayo, un supuesto mensajero le entregó un paquete con los mencionados dulces. El origen y propósito de estas perturbadoras comunicaciones aún no han sido esclarecidos.

Inicialmente, Lindaci desconfió del chocolate que le habían enviado y decidió no consumirlo. Sin embargo, debido a una broma de su exmarido, quien afirmaba que él era el responsable del regalo, ella perdió el miedo y decidió probar los dulces, lo cual resultó en una rápida enfermedad.

Un final trágico antes de llegar al hospital

La hermana de la fallecida, Lenice Batista, relató que poco después de probar los chocolates, los ojos de Lindaci se volvieron blancos y sus extremidades se contrajeron. Aunque fue llevada rápidamente al hospital de Río de Janeiro, la mujer falleció antes de llegar a recibir atención médica.

La familia de la víctima sospecha que alguien la envenenó y espera que se realice una exhaustiva investigación por parte de las autoridades brasileñas. Lenice afirma contundentemente que se trató de un acto macabro y premeditado. Además, mencionó que el hijo de Lindaci también probó los dulces antes que su madre, pero los escupió de inmediato debido a su sabor extraño.

En cuanto al exmarido de la fallecida, testificó que todo había sido una broma y que no había sido él quien envió los chocolates.

Actualmente, los investigadores están analizando las muestras de chocolate con el fin de determinar si estos dulces fueron la causa directa de su trágica muerte. Hasta que se obtengan los resultados de los análisis, el misterio detrás de este suceso continúa sin resolverse.