Fallece repentinamente el joven guardia civil David Tena

Tenía mujer y dos hijos en Cádiz.

Cuando se conoce la trágica noticia del fallecimiento de una persona, siempre genera una gran conmoción tanto en su entorno personal como profesional. En la mayoría de los casos sucede por causas naturales, como la avanzada edad, y es relativamente más fácil racionalizar lo sucedido. Sin embargo, en otros intervienen factores que acentúa la tragedia.

La Guardia Civil está atravesando unos de sus días más duros después de la pérdida del teniente coronel Pedro Alfonso Casado en acto de servicio. El jefe de la unidad de élite recibió un tiro en la cabeza durante una intervención en Santovenia, Valladolid, muriendo con 51 años tras pasar cuatro días en la UCI.

Apenas recuperados de este suceso, los compañeros del cuerpo de la Benemérita acaban de recibir otro duro golpe. Se trata del fallecimiento de otro guardia civil, noticia que ha causado un gran pesar entre sus colegas de profesión.

Se trata de un guardia civil de San Fernando que ha fallecido «repentinamente». Así lo ha comunicado el Foro de la Guardia Civil, consternada por el suceso, que lamenta la pérdida inesperada del agente David Tena, destinado en el Puesto de Sepúlveda, en Segovia. Tenía mujer y dos hijos en Cádiz.

David Tena fuera de su trabajo se dedicaba en cuerpo y alma a su familia. Esas eran sus dos grandes pasiones, la familia y el servicio al cuerpo y a sus obligaciones. En su entorno le recuerdan como un agente implicado y con un enorme sentido del deber.

«Gran amigo y compañero».

Después de conocerse su fallecimiento han empezado a sucederse las muestras de cariño hacia el joven agente fallecido. En las redes sociales se han podido leer numerosos homenajes a esta persona que, sin duda, deja un vacío difícil de ocupar.

«Lamentamos comunicar que en el día de hoy nos ha dejado David Tena, gran amigo y compañero. Nos deja repentinamente. Gran Guardia Civil y gran Infante de Marina. D. E. P. La muerte no es el final», expresaron los ex infantes de la marina española.

Muchas personas dedicaron unas palabras a este joven agente que servía en Castilla y León. «Nuestro más sincero pésame a su mujer, a sus dos hijos, demás familiares, compañeros y amigos», ha comentado el Sindicato unificado de Policía de San Fernando.