Extirpan con éxito a Óliver, el pequeño de 2 años, el resto de tumor cerebral que le quedaba

Anuncios

Óliver, el niño malagueño de dos años y medio, que el pasado octubre viajó desde México para ser tratado de su cáncer en España, ha sido operado con éxito, este lunes, para extirparle el resto de tumor cerebral que aún tenía por los neurocirujanos del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

Anuncios

Tras la primera cirugía a la que fue sometido el pasado mes de noviembre, en la que le retiraron un 90% del tumor, el equipo dirigido por José Hinojosa, jefe de neurocirugía del citado hospital, han conseguido extirpar la parte que le quedaba. La intervención ha durado cinco horas y ha finalizado hacia las 14.30 h de la tarde, según han informado fuentes del propio hospital.

En unos días, cuando se recupere por completo de la operación, viajará a Madrid para someterse a radioterapia con protones. Terapia recomendada para la lucha contra los tumores, con menos efectos secundarios que la convencional y especialmente indicada para el tratamiento de tumores de difícil acceso quirúrgico, o como es el caso del menor, y en órganos más sensibles a la radiación, como es el cerebro.

Anuncios

El caso se convirtió en mediático cuando Óliver y su familia, de origen malagueño, viajaron el pasado 26 de octubre en un avión medicalizado pagado por un empresario anónimo desde Cancún (México), donde residían y su padre trabajaba como instructor de buceo, hasta Barcelona, para tratar de salvar la vida del niño, quien tenía un tumor cerebral muy agresivo.

Anuncios