“Está montado así para que parezca que soy el malo”. Álex contradice lo visto en ‘MasterChef’ y deja en evidencia al jurado

Polémica que deja en muy mal lugar a ‘MasterChef’.

Álex, que ya participó en la versión infantil del talent culinario de La 1, ha estallado en las redes sociales tras la última gala, en la que se sintió maltratado por los jueces y manipulado por el programa. El concursante catalán ha denunciado el favoritismo hacia Luca, el hijo de un socio de El Corte Inglés, y ha asegurado que nunca llamó “morralla” a sus compañeros. Además, ha pedido disculpas a los chefs invitados por una broma que le costó una reprimenda de Pepe Rodríguez.

Álex es uno de los aspirantes más destacados de ‘MasterChef 11’, el programa que busca al mejor cocinero amateur de España. Con solo 19 años, ya tiene experiencia en las cocinas del talent, ya que fue uno de los finalistas de ‘MasterChef Junior 2’. Su sueño es seguir los pasos de Carlos Maldonado, el ganador de la tercera edición de ‘MasterChef’, y convertirse en un gran chef profesional.

“En ningún momento” dijo eso.

Sin embargo, su paso por el programa no está siendo fácil. Álex ha tenido que lidiar con situaciones que le han hecho sentirse discriminado y engañado por el jurado y el programa.

Todo empezó cuando las redes sociales descubrieron que Luca, uno de sus rivales, era hijo de Dimas Gimeno, ex presidente y actual socio de El Corte Inglés, uno de los principales patrocinadores del formato. Muchos espectadores acusaron al programa de proteger al tiktoker por su relación con la empresa. Álex se sumó a las críticas y publicó en su cuenta de Twitter: «Si a todos nos midieran con la misma bara… como cambiaría el cuento…. En fin… a mejorar». También ironizó sobre el hecho de que los jueces elogiaran a Luca por hacer un «platazo» cuando solo había preparado un puré.

La tensión aumentó cuando el programa intentó enfrentarle con sus compañeros y le atribuyó unas palabras que él nunca había dicho. Según los jueces, Álex había llamado «morralla» a algunos de sus contrincantes como Ana, Marta, Luca, Jotha o Jorge Juan. El aspirante lo negó rotundamente en Twitter: «Que quede claro que en ningún momento he dicho que hay MORRALLA. Eso lo han dicho los jueces pero de mi boca no ha salido para aclararlo. Que ya lo veo venir».

El colmo fue cuando Pepe Rodríguez le reprochó que se tomara a broma la prueba de exteriores en Sitges, donde contaron con la presencia de Oriol Castro y Mateu Casañas, dos de los chefs del restaurante Disfrutar, uno de los cinco mejores del mundo. Álex había hecho una broma a Mateu Casañas y Pepe le espetó: «¿Piensas que para ser uno de los 5 mejores restaurantes del mundo nos lo tomamos a broma como tú?». Álex se defendió diciendo que no se lo tomaba a broma y que respetaba y admiraba mucho a los invitados.

Después de la emisión del programa, Álex volvió a recurrir a sus redes sociales para pedir disculpas si había ofendido a alguien y para denunciar el montaje del programa. «No he querido faltar el respeto a Oriol y Mateu. Son dos personas a las que admiro muchísimo y no pasó así. Luego se ve en tv como se ve pero no ha sido así. Les respeto y admiro muchísimo intento aprender de ellos cada día. Si se ha interpretado mal pido disculpas», escribió.

Además, grabó un vídeo en el que afirmaba: «He visto un par de cosas que no me han gustado. Que Pepe me dijera que me estoy tomando a cachondeo el programa creo que desde que ha empezado el programa la disciplina y el respeto que estoy teniendo delante de los jueces ha sido muy recta».

Y añadió: «No he querido faltarle el respeto a nadie. Cualquier chef que hay invitado le respeto y le admiro increíble, porque es la misma profesión en la que yo quiero trabajar de ello. Y más a la gente de Disfrutar que estando aquí en Barcelona son increíbles, se puede ver mi cara de ilusión al verles. Ha sido todo un malentendido, y está montado así que parece que soy yo el malo pero no es así».

Álex sigue luchando por su sueño de convertirse en un gran cocinero, pero también por defender su dignidad ante lo que considera una injusticia por parte del programa. ¿Conseguirá llegar lejos en ‘MasterChef’ o será víctima de una nueva polémica?