«Es una pecera de pirañas» Una confidente desmonta a la mentira de la familia de Ortega Cano

El torero está muy nervioso y ha perdido los papeles en varias ocasiones en las últimas semanas.

Hace solo unos días, Ortega Cano perdía por completo los nervios en su entrada en directo en ‘Sálvame’. El motivo fueron las informaciones que ofrecieron sobre un supuesto encuentro entre Ana María Aldón y Gloria Camila. Según Kiko Hernández, su hija le habría propuesto a su mujer cambiar de representante por el suyo y la modista habría aceptado.

Al escuchar esta información el torero llamó por teléfono a Terelu Campos para dar su versión asegurando que «mienten como bellacos» y confirmaba que «ni Gloria ni Ana han estado en mi casa». Muy nervioso, Ortega Cano lanzaba una amenaza: «Ya estoy cansado, voy a poner todos los abogados que sean necesarios para todos los que están en mi contra de esta manera y sin ningún motivo», aseguró.

La imagen de Ortega Cano pasa por un momento complicado, mientras una de las personas que mejor lo conoce le defiende.

‘Viva la vida’ ha hablado una de las personas que mejor conoce a José Ortega Cano, esta conocida confidente no ha dudado en sentenciar a parte de la familia del torero. A pesar de todo, ha defendido al ex marido de Rocío Jurado para el que solo tiene buenas palabras. Una frase ha definido su verdad sobre las relaciones en el núcleo íntimo del diestro: «Es una pecera de pirañas y el pobrecito de Ortega Cano se deja influenciar». Los dardos apuntan a Aniceto, cuñado del torero.

Ortega Cano monto un negocio con Irma Valderrábano y Aniceto como mano derecha, era un centro canino, pero el terreno acabo siendo embargado por impago. Durante esos dos años, Irma, la confidente, fue testigo de los entresijos de la familia y que, en todos los movimientos que se dan, hay una persona detrás: Aniceto.

«Ortega Cano es muy buena persona, pero está muy manipulado», ¿en alusión a Ana María Aldón?, le preguntaba la colaborara de ‘Viva la vida’. «No, Ana María es un encanto», aclara ella. Irma se refiere a Aniceto: «Es la sombra de Ortega Cano, su camiseta interior, es quien controla todo, el 150%.», sentencia la empresaria.