Entrevistan en directo a la mujer del actor Luis Lorenzo y se rompe ante la presión de la prensa

Luis Lorenzo y su mujer Arancha, acusados de un presunto asesinato a la tía de ella por envenenamiento.

El actor Luis Lorenzo y su mujer han sido puestos en libertad con cargos, tras haber sido detenidos por presuntamente envenenar y asesinar a Isabel, la tía de la mujer, para heredar. Marta Catalá, periodista de Nius Diario, sobre el crimen casi perfecto, desgranó el crimen en directo en Sálvame.

Al ser una persona mayor, con 85 años, no es habitual que se realice una autopsia, por lo cual en un principio podrían haberse salido con la suya. El problema es que se levantaron sospechas, ya que el hermano de la víctima no podía ponerse en contacto con Isabel, creando misterio.

Además, no permitieron a la Guardia Civil entrar a comprobar el estado de Isabel sin una orden judicial. Sobre el envenenamiento, Catalá explicó que “ocurrió poco a poco. Su estado de salud empeoraba cuando estaba en casa el actor”. Además, Isabel cambió el testamento, desconociéndose el estado de salud en el que se encontraba en ese momento.

Actualmente, tanto el actor como su pareja están en la calle, pero se les ha retirado el pasaporte y los investigadores buscan restos de metales pesados en el cuerpo de la anciana. Además, se está registrando el domicilio de la pareja en busca de indicios que puedan determinar la premeditación del asesinato.

«Deberías entender que esto me está machacando como madre, en estas circunstancias y con dos niños»

Arancha Palomino compareció en El programa de Ana Rosa para defender su inocencia. La entrevistada, tras contestar a varias preguntas de los periodistas en la mesa de plató en defensa de su inocencia, rompió a llorar a pesar de las palabras de Patricia Pardo.

«Te pido tranquilidad, nosotros no pretendemos juzgarte. Es verdad que pesa sobre vosotros una imputación muy importante, pero aquí estás para expresarte y explicarte», le dijo. Arancha respondió después de conseguir recomponerse: «No tengo ningún tipo de temor del resultado de este procedimiento, tengo la certeza de demostrar mi inocencia», dijo.

La presentadora aseguró que realmente lo que hay que demostrar es la culpabilidad del matrimonio en el suceso. La investigada, entonces, declaró: «Deberías entender que esto me está machacando como madre, en estas circunstancias y con dos niños».

Por otro lado, aseguró que su único objetivo fue «prestarle todos los cuidados y atenciones médicas» a su tía. Además, la mujer añade: «Nunca tuve ningún tipo de móvil económico. Si tuviese algo que ocultar, cuando me ofrecieron la posibilidad de incinerar, hubiera incinerado el cuerpo de mi tía, porque la he tenido y es algo que se puede acreditar».