El macabro plan de Luis de Lorenzo para conquistar a Carmen Lomana, su millonaria preferida

El actor Luis Lorenzo estaba obsesionado con Carmen Lomana

En la tarde del jueves, el actor Luis Lorenzo, de 61 años de edad, era acusado de un presunto delito de asesinato e ingresaba en un centro penitenciario madrileño. Tras prestar declaración el juez decidía ponerlo en libertad con cargos y sin fianza. Lorenzo se hizo popular como presentador de ‘Esto es espectáculo’ en la televisión pública, aunque el papel que lo hizó conocido fue en ‘Al salir de clase’. El actor está acusado junto a su mujer, Arancha Palomino, del intento de asesinato de ésta mediante un envenenamiento continuado con el fin de quedarse con su herencia.

Según ha podido saber el diario ABC, el pasado jueves, amigos, conocidos y vecinos de la pareja, han prestado declaración en la comandancia de la Guardia Civil en Tres Cantos para recabar toda la información posible sobre el extraño suceso con tintes de película policiaca.

Problemas judiciales con su ex pareja

La mujer de Lorenzo, con la que tiene un niño de 9 años, también ha comparecido para tratar de esclarecer lo sucedido. Los testigos han trazado un perfil claro del sospechoso, su interés y obsesión por el dinero. Según el diario que ha desvelado la información, tiene abierta una causa por malos tratos infringidos a su ex pareja.

También se ha conocido que la justicia le había prohibido las pernoctas con su hijo y que, actualmente, se trabaja para que también se le retire la patria potestad del menor dada la gravedad de lo sucedido. Según las fuentes consultadas por ABC y que definen como «de toda solvencia», el acusado trasladó a su hija su felicidad tras la muerte de su día: «Ya se ha muerto la tía, ya podemos comprarnos la casa que queremos en Madrid», comentó Lorenzo en ese momento.

Los conflictos de pareja han perseguido a Luis Lorenzo que también ha tenido desencuentros judiciales y económicos con su ex mujer, una importante empresaria a quien llegó a estafar cerca de dos millones de euros. La relación acabó de la peor de las maneras posibles con un entorno familiar completamente destruido según las mismas fuentes.

Obsesión por las millonarias

Lorenzo tiene una evidente obsesión por las mujeres millonarias y el relato de sus relaciones suele girar en torno a los lujos que le proporcionaban estos romances muy seleccionados. Solía buscar señoras, famosas y con dinero, a las que pudiera seducir. Por eso, su gran obsesión era Carmen Lomana, el actor tenía incluso un plan para acercarse a ella. Quería que sus amigos, con los que ya no tenía relación por la multitud de escándalos que les había proporcionado, dieran buenas referencias a la celebridad. Estaba muy interesado a conocerla, invitarla a cenar y enamorarle con sus formas educacadas y su apariencia de galán.