El futbolista Santi Mina, condenado a 4 años de prisión por abuso sexual a una joven en Almería

La Audiencia de Almería ha condenado a Santi Mina, futbolista del Celta de Vigo de 26 años, a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual a una mujer el 18 de junio del 2017 en Mojácar (Almería).

Mina, si ha resultado absuelto por el tribunal del delito de agresión sexual por el que el fiscal pedía ocho años de prisión y la acusación particular nueve años y medio de cárcel, condenándole, finalmente, por un delito de abuso sexual por el que también le impone una orden de alejamiento de 500 metros de la víctima durante 12 años y el pago de una indemnización de 50.000 euros.

Su amigo y también futbolista del Ibiza David Goldar, quien también estaba implicado en la causa, ha resultado absuelto del delito de agresión sexual que le imputaba la acusación particular, por el que también se enfrentaba a nueve años y medio de prisión, ya que la Fiscalía no ha actuado contra él.

La víctima era una joven que denunció que pasó la noche de fiesta en la localidad de Mojácar (Almería) con Goldar y se marchó con él, de manera voluntaria una caravana. Pasadas unas horas, Mina apareció en el interior desnudo y realizó tocamientos a la mujer en presencia de su amigo, a pesar de que la chica se había opuesto, anteriormente, a su intento de mantener relaciones sexuales con ella.

El delantero fue detenido días después de los hechos, tras lo que pasó a disposición del juzgado y quedó en libertad sin fianza. Por su parte, Goldar también declaró ante el juez y quedó igualmente en libertad en calidad de investigado.