El accidente que casi deja Supervivientes sin un concursante a puertas de la final

Polémica en la isla.

La noche del jueves 14 de julio, Telecinco emitió una nueva gala de Supervivientes 2022, de la mano de Carlos Sobera, después de la baja de Jorge Javier Vázquez a causa de las secuelas del Covid-19. La cita, como cada semana, tuvo como climax la expulsión de uno de sus concursantes nominados. Un enfrentamiento en manos de la audiencia entre Alejandro Nieto, Ignacio de Borbón y Ana Luque que se resolvió de forma sorprendente.

Tras la unificación, esta vez no tenían la opción a poner rumbo a Playa Parásito en caso de ser expulsados. El primero en descubrir que su concurso aún no había terminado fue Nieto, que se mostró muy agradecido con el público y dejaba en la palestra a Borbón y Luque. Minutos después, Sobera anunció al segundo salvado de la noche, que resultó ser el madrileño, lo que significaba que la andaluza debía abandonar la Palapa y, en consecuencia, el concurso.

La concursante procedió a abrazar a todos y cada uno de sus compañeros, antes de dedicarles unas palabras a cada uno, empezando por Anabel Pantoja, a quien le cantó por su cumpleaños. «Va a ser el ganador de esta edición, eres una puta máquina», le dijo la andaluza a Nieto, mientras que a Borbón le recordó que «aunque te regañe, sabes que lo hago como una madre».

Emocionada, Luque le agradeció a Nacho Palau que «estas dos semanas han sido muy bonitas, me has dado mucho cariño», mientras que a Marta Peñate le confesó que «me ha encantado conocerte y me llevo una amiga, creo».

El accidente que dejó sin aliento a la audiencia.

Antes de eso, sucedió un accidente que a punto estuvo de cambiar el curso del programa. El hambre está causando estragos entre los concursantes, y por ello los participantes del reality se dejan la piel en las pruebas de recompensa. La efusividad ha llevado a un concursante a tener que ser atendido por el doctor.

Esta semana los supervivientes han jugado al tres en raya para conseguir una deliciosa recompensa: ¡Nutella! Para ello debían atravesar un circuito de obstáculos y encontrar las piezas bajo el barro. Nacho Palau, el ex de Miguel Bosé, se golpeó duramente la cabeza con un tronco, y aunque él quiso continuar el juego, Lara le hizo detenerse ya que tenía la cara cubierta de sangre.

Momentos más tarde, Nacho entró en la Palapa con un vendaje en la cabeza. «Soy muy bruto. Me han puesto poquito de hielo y ya está. A mi familia que estoy perfecto, ni me he mareado ni nada. Me han dado tres puntos de sutura», contó. «Tres puntitos y pa’ fuera. Decirle a mí familia que estoy perfecto», bromeó queriendo restarle importancia al accidente.

En las redes, Palau se ha terminado convirtiendo en todo un meme. «¿Pero qué le han puesto en la cabeza? Menos mal que ha sido solo un punto, si llega a ser más aparece en modo momia», han bromeado al respecto. «Ahora mismo Nacho Palau es un meme en sí mismo». «Esperemos que no haya sido nada, pero me es complicado tomarme en serio así a Nacho», puede leerse en Twitter.