«Dilema moral»: la inesperada razón por la que Tamara Falcó está en contra de la gestación subrogada

Anuncios

Polémica con la decisión vital de Ana Obregón.

La noticia de que Ana Obregón ha recurrido a la gestación subrogada para ser madre ha desatado una gran controversia. La actriz, presentadora y bióloga ha encontrado la felicidad de nuevo después de la pérdida de su hijo, Aless Lequio, gracias a su recién nacida hija. Sin embargo, la gestación subrogada es una práctica que no está permitida en España y que ha llevado a Ana a realizar el proceso en Miami.

Anuncios

La gestación subrogada es un tema que ha generado muchas opiniones encontradas, especialmente en cuanto a los derechos humanos y la explotación de las mujeres. Por un lado, hay quienes ven la gestación subrogada como una oportunidad para aquellas personas que no pueden tener hijos de forma natural. Por otro lado, hay quienes piensan que esta práctica es una violación de los derechos de las mujeres y una forma más de explotación.

El proceso de gestación subrogada implica pagar a una mujer para que geste y dé a luz a un bebé que será entregado a una tercera persona. En el caso de Ana Obregón, ha recurrido a esta técnica ya que en España no está permitida. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha reiterado que la nueva ley de derechos sexuales considera la gestación subrogada como una forma de violencia contra las mujeres. Sin embargo, hay países donde esta práctica es legal y se han convertido en destinos turísticos para aquellos que buscan tener hijos por gestación subrogada.

Anuncios

El proceso de gestación subrogada no es económico. Solo está al alcance de aquellas personas que tienen un alto poder adquisitivo. El costo varía según el país en el que se lleve a cabo el proceso, pero estamos hablando de una cantidad que oscila entre los 50.000 y los 150.000 euros.

El «dilema moral» de Tamara Falcó.

El tema de la maternidad subrogada de Ana Obregón ha sido el centro de atención en el programa ‘El Hormiguero’ de Pablo Motos. La tertulia de actualidad ha generado muchas opiniones y Tamara Falcó ha sido la que más ha llamado la atención por su postura moral.

Anuncios

Cristina Pardo ha planteado tres puntos de discusión: la gestación subrogada, la edad de Ana Obregón (68 años) y su polémica publicación en Instagram tras conocerse la noticia. Pardo ha sido crítica respecto a la gestación subrogada, aunque sin juzgar a quienes recurren a ella. «Hace tres años que murió su hijo y el embarazo se gestó cuando Aless hubiera cumplido 30 años. Ella lo ha pasado mal, no es para menos. Pero puso un mensaje en Instagram que me chirría: ‘ya nunca más volveré a estar sola’. Creo que un hijo no se tiene para no estar solo», juzgó la periodista.

Juan del Val ha afeado el escarnio público hacia Ana Obregón aunque también se ha mostrado en contra de la gestación subrogada. Su esposa, Nuria Roca, ha criticado el machismo en torno a la noticia y ha comparado el debate sobre la edad de la presentadora con casos que implican a hombres.

Anuncios

Por su parte, Tamara Falcó ha puesto el foco en el dilema moral que se presenta en el proceso de fecundar varios óvulos en la gestación subrogada. Desde su punto de vista moral, la reserva de óvulos para otros posibles intentos supone un conflicto por su fé católica.

Anuncios

«Desde mi punto de vista moral hay un dilema y es que tienes que fecundar varios óvulos en este tratamiento», comenzó diciendo. La gestación subrogada exige que sean fecundados varios óvulos, por lo que, para la marquesa de Griñón, «desde el momento de su concepción el alma está ahí. Y muchas veces lo que se hace con esos óvulos fecundados es descartarlos, o darlos para la experimentación. Ahí es donde surge el dilema moral para mí».

Eso sí, asegura que no entiende las críticas que se han generado concretamente por la edad de Ana Obregón: «Lo importante para una niña es que sea querida y ha demostrado ser una madraza y con ella también lo será». «Lo que ha vivido Ana es espantoso. No soy madre y no me imagino el dolor que ha sufrido y lo terriblemente sola que se ha tenido que sentir», ya que «su hijo era todo para ella».

Anuncios