Diego Arrabal tira de la manta y muestra la prueba que deja contra las cuerdas a Fidel Albiac

Fidel Albiac, en el centro de la polémica.

Desde que el pasado año Rocío Carrasco decidiera contar «su verdad», y se estrenara su docuserie en Telecinco, han sido tiempos realmente intensos para el mundo de la prensa rosa. Todos y cada uno de los episodios de la docuserie de Rocío Carrasco, tanto de la primera como de la segunda temporada de la misma, dieron mucho de qué hablar en programas y revistas del corazón.

Probablemente, Antonio David Flores fue sin duda quien salió peor parado de la docuserie. El exguardia civil ha sido juzgado a lo largo del último año por su papel como esposo de Rocío Carrasco, y padre de los hijos en común de la pareja. Gracias a Rocío, contar la verdad para seguir viva, se descubrió a un Antonio David muy alejado del personaje que él vendió en televisión durante los últimos años.

El televisivo fue despedido por ello de Telecinco. Hasta ese momento, era una cara habitual en Sálvame y Sábado Deluxe. Pero, de un día para otro, desapareció de los programas de la cadena, teniendo además que soportar las críticas de sus compañeros. Durante algún tiempo, Antonio David incluso desapareció de la escena pública, aunque no tardó en regresar.

Por otro lado, Fidel Albiac, esposo de Rocío Carrasco, había sido señalado durante muchos años como el responsable del distanciamiento de ella con parte de su familia materna. De hecho, algunas publicaciones, dando por buenas las informaciones del propio Antonio David, le llegaron a acusar de maltratador e incluso de tener problemas de adicción.

De hecho, se supo que un paparazzi amigo del exguardia civil llegó a urdir un plan para lanzar mentiras contra él, ofreciendo a un joven que no conocía de nada a Albiac que hablara mal públicamente de este. A pesar de todo esto, ha seguido siempre al lado de Rocío Carrasco sin inmutarse.

Sin embargo, a pesar de la rehabilitación de la imagen de Albiac, sigue teniendo muchos detractores. Como demostró recientemente la periodista Marina Esnal, que en Viva la vida cargó contra el abogado dejando en shock al resto de colaboradores del programa, muchos siguen acusándole de ser una persona oscura y no precisamente una influencia positiva en la vida de Rociíto.

Diego Arrabal saca la prueba final.

Diego Arrabal ha sido siempre mu crítico con Rocío Carrasco y Fidel Albiac. Ahora, les señala directamente como culpables de la salida de Sonsoles Ónega de Mediaset para comenzar un nuevo proyecto en Atresmedia. Por lo visto, sus antiguos compañeros se enteraron de su marcha a través del comunicado emitido por la que ya es su nueva cadena, y la presentadora ni siquiera se despidió de los espectadores de Ya es mediodía, el programa que conducía desde hace años.

Ante tantas dudas sobre este abrupto giro profesional, Diego Arrabal ha arrojado algo de luz sobre el asunto desde su canal de Youtube. El paparazzi asegura que su adiós a Telecinco está relacionado con una polémica que involucró a Rocío Carrasco y Marta Riesco. Hace meses, Marta Riesco, entonces colaboradora de Ya son las ocho, aseguró en el programa que había recibido una llamada de Rocío Carrasco, la ex de su pareja, Antonio David Flores, para ofrecerle participar como cantante en un concierto en homenaje a Rocío Jurado.

Fue la propia Sonsoles Ónega quien ratificó esta información, asegurando que durante la publicidad había recibido un mensaje de una fuente muy solvente que le había confirmado la versión de la reportera. Poco después, Sonsoles Ónega cayó enferma de coronavirus y no pudo participar en los agitados debates que se formaron sobre el tema en los días posteriores. Esto ponía en duda la seriedad del concierto homenaje, en cuya organización estaba muy involucrado el propio Fidel Albiac.

Rocío Carrasco negó haberse puesto en contacto con Marta Riesco, y de hecho en Sálvame publicaron unas imágenes que, supuestamente, demostraban que la conversación jamás se había producido. Sin embargo, Riesco recordó las palabras de la presentadora de Ya son las ocho que le daban la razón, involucrándola de forma indirecta en la controversia.

Según Arrabal, los altos mandos de la cadena entraron en colera y prohibieron volver a referirse al asunto. El propio Albiac podría haber presionado al respecto, ya que por todos es conocida la influencia de la pareja que forma con Rocío Carrasco en la actualidad. De hecho, desde entonces nunca más se volvió a ver a Marta Riesco sentada en un plató de televisión. El paparazzi asegura que Sonsoles Ónega intentó explicar tras su baja por coronavirus quién era esa fuente tan solvente que le había confirmado que la llamada se había producido. Sin embargo, sus jefes no se lo permitieron.

Esto molestó a Ónega, ya que afectaba negativamente a su prestigio profesional. “Cuando Sonsoles volvió después de tener covid, le prohibieron hablar de la famosa llamada de Rocío Carrasco a Marta Riesco. Al no poder explicarse de por qué afirmó que la hubo y quedar su profesionalidad en entredicho, dijo: ‘Hasta aquí’”, explicó el fotógrafo en su canal de Youtube.