Deja a su hija de 18 meses sola en casa durante seis días y la encuentra muerta: ‘Quería ser libre’

Alessia, una mujer de 37 años, abandonó a su hija Diana, de 18 meses en una cuna de camping, durante seis días, dejándola sola en su domicilio, sin mayor preocupación, siendo consciente que la bebé podría morir.

La mujer, que reside en Milán (italia) se marchó hasta la casa de su nueva pareja, Mario Angelo D’Ambrosio, que vive en la localidad de Leffe, en la provincia de Bérgamo. Cuando Mario, de 58 años, le preguntó qué había hecho con la niña, Alessia le contestó que la había dejado con su hermana.

A Diana, de tan sólo año y medio, la dejó en la cuna, vestida, con un biberón de leche y pañales, como si la bebé se pudiera valer por ella misma. Al regresar la madre regresó, se encontró a su hija muerta de hambre y deshidratación.

«Yo vi que no se movía, le di una palmadita en la espalda, le metí los pies en el lavabo para mojarla, pero no reaccionó. Le pedí ayuda a una vecina e inmediatamente llamó a urgencias», manifestó la madre es su primera declaración ante las autoridades.

Alessia ha declarado también que: «Deseaba quitarse un peso de encima, tener el sentimiento de ser libre, aliviarse durante algún día de la carga de ser madre soltera». En anteriores ocasiones ya la había dejado sola en la habitación, durante fines de semana enteros, y si alguien le preguntaba por la niña cuando se marchaba de su casa, les decía que se había quedado con una niñera: «Sabía del riesgo que podía correr, pero no soy una mala madre».

Alessia llevaba ya tres años sin trabajar y se había montado una vida llena de mentiras, que le había alejado de su propia familia. Utilizaba de forma regular las aplicaciones de citas, forma en la que conoció a Mario, para tener encuentros con hombres a cambio de presentes.

«Es una persona sin escrúpulos y capaz de cometer cualquier atrocidad para sus necesidades personales, con el deseo de mantener relaciones sentimentales con hombres a toda costa», ha declarado la fiscalía para describir a la acusada. Quien se encuentra detenida en prisión en espera de juicio, donde se le acusará de homicidio voluntario.