Cristina, la joven de 18 años asesinada por su ex en Parla que estaba a punto de cumplir su sueño

Cristina Romero, de apenas 18 años, murió el pasado viernes 1 de julio después de que, el día anterior, su exnovio del instituto, con el que tuvo una turbulenta relación sentimental durante casi tres años, le asestara 17 puñaladas por todo el cuerpo a plena luz del día.

El pasado jueves 30 de junio sobre las cinco de la tarde, Cristina volvía a su casa en la localidad madrileña de Parla, tras pasear a su perro sola,  cuando su expareja apareció de la nada, armado con un cuchillo, y le arrebató la vida de la forma más cruel posible, ensañándose con la joven y apuñalándola hasta 17 veces en la cara, tórax y cuello.

Según explican vecinos de la joven, el chico rondaba por la zona desde hacía días y tenía la idea de realiza el atroz crimen de forma premeditada. Después del cobarde apuñalamiento, el exnovio de 20 años, huyó corriendo del lugar de los hechos dejando a Cristina desangrarse en el suelo.

Varios testigos que presenciaron el crimen alertaron al 112 de urgencias, y rápidamente llegaron junto a la policía. Mientras los sanitarios intentaban salvar la vida de Cristina, que había entrado en parada cardiorrespiratoria, una patrulla buscaba al autor del ataque, encontrándole finalmente. Este, al verse acorralado, se autolesionó, provocándose heridas leves.

Ambos fueron trasladados a distintos hospitales, Cristina fue al Hospital 12 de Octubre, donde finalmente acabó falleciendo por la gravedad de sus heridas, mientras que su presunto asesino se encuentra ingresado en el Hospital Puerta de hierro bajo custodia policial y ahora se enfrenta a un delito de asesinato con agravante de violencia de género.

Según explica una vecina de la joven, estuvo casi tres años de noviazgo en los que había sufrido tres agresiones por parte del que en ese momento era su novio, y finalmente su asesino, pero nunca llegó a denunciarlas. La relación decidió romperla ella, hace unos ocho meses.

Desde entonces, su vecina afirma que la joven prácticamente nunca salía sola de su casa, hasta el pasado jueves. Había pasado ya bastante tiempo desde la ruptura, ella había rehecho su vida y nada podía hacer presagiar lo que su expareja tramaba.

Cristina estaba en una época muy feliz e ilusionante para ella, el día 4 de julio hubiera cumplido 19 años, acababa de terminar su Bachillerato con unas brillantes notas, y acababa de examinarse de Selectividad. Su sueño, según cuentan sus allegados, «era estudiar Medicina», el cual estaba a punto de cumplirse pero, triste e injustamente, ya no podrá realizarse.

Se da la circunstancia de que, además de buena estudiante y una gran persona, Cristina era también una activista por el feminismo. La joven estaba concienciada y comprometida con la lucha de las mujeres contra el machismo y, paradójicamente, ha muerto brutalmente a manos de él.

Parla estará de luto oficial durante tres días para recordar a su joven y querida vecina, y condenar la violencia machista.