Christian Gálvez obliga a detener por sorpresa el programa de su mujer Patricia Pardo: «Tiene que ser protagonista»

Christian Gálvez y Patricia Pardo, una pareja que no deja de dar de qué hablar.

Christian Gálvez y Patricia Pardo son dos presentadores de televisión que han protagonizado una de las historias de amor más sorprendentes y bonitas del panorama mediático. La pareja, que se conoció trabajando en Mediaset, ha sabido superar los obstáculos y mantener su relación en la intimidad, hasta que han decidido compartir con el mundo dos grandes noticias: su boda secreta y su embarazo.

Todo empezó en febrero de 2022, cuando se confirmó que Christian y Patricia estaban juntos, solo unos meses después de que ambos se divorciaran de sus anteriores parejas. El presentador de ‘25 palabras’ había puesto fin a su matrimonio de once años con la exgimnasta Almudena Cid, mientras que la colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’ había roto con el policía Fran Gómez, padre de sus dos hijas, Aurora y Sofía.

La relación entre Christian y Patricia se hizo pública a través de unas sutiles pistas que se lanzaron en el programa matinal de Ana Rosa Quintana. La presentadora gallega dijo que estaba “feliz e ilusionada” y que si eran “rosas, florecerían”. Christian le respondió desde su cuenta de Instagram con una foto de una rosa y una frase en gallego: “Pasiño a pasiño faise o camino [Paso a paso se hace el camino]”.

Desde entonces, la pareja ha mantenido un perfil bajo y ha vivido su amor con discreción, sin hacer muchas apariciones públicas ni dar detalles sobre su convivencia. Sin embargo, el pasado 31 de julio, Christian y Patricia sorprendieron a todos sus seguidores con un comunicado conjunto en el que revelaron que se habían casado en secreto hace un año y que estaban esperando su primer hijo juntos.

La sorpresa de Christian Gálvez en directo.

Patricia Pardo se ha llevado hoy dos regalazos de cumpleaños que no esperaba para nada. La presentadora de ha soplado las 40 velas en pleno directo, justo cuando el programa estaba dedicado a la triste despedida de María Teresa Campos. Patricia no quería celebraciones, pero sus amigos y su pareja no han podido resistirse a sorprenderla con dos detalles que la han emocionado hasta las lágrimas.

Todo ha empezado cuando Patricia ha dado paso a la redacción, pensando que iba a ver una noticia más. Pero en vez de eso, ha aparecido Carmen Chao con una tarta de chocolate y queso (la favorita de Patricia) y dos enormes velas con el número 40. La reportera estaba en un sitio muy bonito, un eucalipto con vistas a la catedral de Santiago de Compostela, el lugar donde Patricia pasó su infancia.

Pero ¿cómo sabían todo eso? Pues gracias a Olalla, la mejor amiga de Patricia desde que tenían cuatro años. Olalla se había conectado desde Galicia para felicitar a su amiga y contarle algunos secretos de su niñez: “Si nos pusiéramos el uniforme del cole seríamos las mismas niñas”. Olalla ha dicho que Patricia era igualita que ahora: “muy sensible, muy cariñosa, muy de corazón, muy autoexigente y también con un poquito de carácter”.

Patricia no podía creer lo que estaba pasando y se ha puesto a llorar de la emoción. Le ha dicho a Olalla que la quiere mucho y que es su mejor amiga de toda la vida. También le ha confesado que le daba mucha vergüenza y mucho pudor que le hicieran ese homenaje en directo, porque el programa estaba centrado en el último adiós a María Teresa Campos: “Sabía que esto podía pasar, le había pedido al equipo que no me felicitara porque no era el día, pero de verdad que te agradezco de corazón. Olalla sí que es la familia elegida”.

Pero cuando parecía que todo había terminado, Patricia ha recibido otro regalo más: un precioso ramo de flores con una tarjeta muy especial. La presentadora ha reconocido enseguida quién se lo enviaba: su novio Christian Gálvez. Ha contado las flores y ha dicho: “Son de Chris. Me estoy muriendo de la vergüenza”. Patricia estaba sin palabras y solo ha podido dar las gracias por el apoyo y el cariño de sus compañeros: “Es lo más importante y lo más enriquecedor”.

En las redes ha habido muchos comentarios celebrando el momentazo, pero también otros que han cargado contra la pareja. «Tiene que ser protagonista», es la queja que se ha podido leer en las redes sociales por parte de un usuario de Twitter. «Se lo puede mandar a casa, pero hay que hacer postureo públicamente», comentó otra usuaria en este caso en Facebook. «En Pasapalabra hacía lo mismo con Almudena Cid y se deshacía en piropos que parecía el el poeta mayor del reino de Telecinco, a veces hasta daba vergüenza ajena, y ahora hace igual», zanjó otro.