Ana María Aldón se cobra la venganza definitiva: ya prepara su separación de Ortega Cano

La pareja no estaba pasando por su mejor momento.

Después de sus polémicas declaraciones en Viva la vida hablando de su marido, el torero José Ortega Cano, y de cómo ha llegado a sentirse en un segundo plano en su propia casa, Ana María Aldón ha vuelto ha hablar. Y de qué manera.

En esta ocasión, Aldón lo ha hecho en exclusiva para la revista Lecturas. En la entrevista, la televisiva ha dado unos titulares bomba que no han pasado inadvertidos para nadie y que prometen encender más de un fuego.

Ana María Aldón ha decidido ajustar cuentas a golpe de titular con todas las supuestas injusticias y desprecios que ha vivido a manos de la familia de su marido. Así, la todavía mujer de Ortega Cano relata su verdad y habla alto y claro sobre la relación que le une a Rocío Flores, su experiencia en Supervivientes y el poco grato recibimiento de Antonio David Flores cuando regresó de Honduras.

«La familia de mi marido estuvo a punto de cargarse mi vida».

Durante la entrevista, hace declaraciones muy fuertes. Por ejemplo, esta: «La familia de mi marido estuvo a punto de cargarse mi vida. Me acababa de quedar embarazada, ¿y tener que aguantar yo tanta injusticia? No voy a perdonar jamás que pusieran en duda la paternidad de mi hijo», sentencia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lecturas (@revistalecturas)

«Me quise quitar de en medio por culpa de mi familia política. Un día cogí el coche, no podía más… Lo que viniera primero. Si venía un camión, un camión. Y si venía un terraplén, un terraplén», relata la mujer del diestro.

Además, habla de su relación con Rocío Flores: «No he tenido nunca mucha relación con ella, cuando fui a ‘Supervivientes’ ni siquiera tenía idea de dónde vivía», declara.

«Cuando mi marido dijo que Rocío Jurado era el amor de su vida me derrumbé».

Uno de los puntos que más ha tratado Ana María Aldón es la relación con su marido: «Cuando mi marido dijo que Rocío Jurado era el amor de su vida me derrumbé, me sentí menospreciada. A pesar de todo me ha compensado estar con mi marido, por lo que más ha merecido la pena ha sido por mi hijo, que es muy fuerte, pero no solo físicamente, de carácter es igual que su padre», relata.

Tras la publicación de la revista, las reacciones no se han hecho esperar. Joaquín Prat afirmó tajante: «Lo siguiente es que se separe del diestro». «Al final le voy a tener que dar la razón a Alessandro Lequio… si se quiere separar, que se separe ya», concluyó el presentador.

Las declaraciones seguramente habrán causado un gran impacto dentro del clan de los Ortega-Mohedano y que muchos ven como una forma de anticipar lo que está por venir. Por ejemplo, Gloria Camila, hija del torero, ya comentó que no le hacía ninguna gracia ese cruce de acusaciones, ya que los trapos sucios era mejor lavarlos en casa.

Sin embargo, parece que Ana María ha optado por hacer caso omiso a sus consejos y prefiere seguir soltando este tipo de confesiones y revelaciones. Por todo ello, muchos auguran que la pareja no tardará en romper e incluso dan por supuesto que ella ya estaría preparando el terreno para la separación.

Aunque parecía que por fin se habían reconciliado y se dejaban ver de lo más unidos y felices, queda claro que nada más lejos de la realidad. La tensión familiar se encuentra en su punto más álgido, e, irónicamente, esta vez no tiene nada que ver con Rocío Carrasco.