Alessandro Lequio ha confirmado las sospechas sobre el dramático estado actual de Ana Obregón

El momento más complicado en la vida de Ana Obregón.

La vida de Ana Obregón se detuvo en seco en marzo del 2018, cuando lo dejó todo para acompañar a su hijo en los momentos más difíciles de su vida. Un dolor de espalda muy intenso fue lo que dio a los médicos la primera pista de un diagnóstico aterrador, especialmente en una persona joven.

Lequio tenía cáncer, concretamente una sarcoma de Ewing. Sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio, viajaron junto a él a Nueva York para que se sometiese a un tratamiento contra la enfermedad. Ana no se separó en ningún momento.

Todo parecía ir bien, incluso Ana “se permitió” participar en MasterChef Celebrity en La 1, pero hubo una recaída. Los siguientes meses fueron una tortura para la familia. Antes de decretarse el estado de alarma se trasladaron a Barcelona para probar un nuevo tratamiento experimental, pero no surtió efecto y Álex falleció dejando totalmente desconsolados a sus familiares y amigos.

El mal momento que preocupa a Alessandro Lequio

Hace unos días, Ana fue protagonista por posar desde su casa de Mallorca. Desde que la construyera su padre en los años 60, no ha habido verano que Ana Obregón no acuda. Sus posados veraniegos son también un clásico de la temporada, y ella parece divertirse siguiendo la tradición.

La bióloga lleva instalada en Mallorca más de un mes, pero ni siquiera esta lujosa casa ha conseguido animarla. Alessandro Lequio es consciente de esto, a pesar de que no puede hacer nada al respecto. La mansión, que recibe el nombre de Manantial, tiene más de seis dormitorios, con cuarto de baño en cada una, terraza y una piscina.

Pero, a pesar de que las comodidades son totales, no son suficientes para Ana. Alessandro sabe que la presentadora está destrozada: cuando se te va lo que más quieres, nada es suficiente para alegrarte. A pesar de que ambos llevan algún tiempo sin verse, Lequio es siempre de los primeros en saber cómo se encuentra la presentadora.

Por su parte, el televisivo ha decidido que lo mejor para sobrellevar el recuerdo de su hijo es compartir momentos inolvidables con él en redes. Si hay algo que tienen claro, tanto Alessandro Lequio como Ana Obregón, es que nunca olvidarán la figura de Aless.

A pesar de estar superando poco a poco el bache, los malos momentos se sienten con más intensidad que los mejores. En los últimos meses, las redes sociales han servido para que tanto Alessandro Lequio y Ana se expresen. En esta ocasión, la que más preocupa es ella, ya que no hay día que no clame al cielo para reencontrarse con su pequeño. Hace seis días, se cumplían 26 meses des aquel duro adiós a Aless, y así lo recordó Ana.

“Odio el día 13. Hace 26 meses tuve que decir adiós para siempre a mi hijo, el amor de mi vida, y, desde entonces, me cuesta tanto vivir. Estas fotos son de uno de tus últimos veranos en Mallorca, adorabas el azul turquesa del mar mediterráneo y esas olas que cada día me cantan tu nombre: Aless”, escribió.

El último deseo de Aless.

Se ha sabido que Ana Obregón está inmersa en uno de los proyectos más emocionantes de su vida. La actriz ha explicado en sus perfiles sociales que está preparando el lanzamiento de su primera novela.

Sin embargo, resulta que la idea no era originalmente suya, sino que ha recogido el testigo de su hijo Aless. El joven comenzó a escribir este libro durante su estancia en el hospital, pero, a causa de su triste fallecimiento, no pudo terminarlo. «Se lo debía a mi hijo. Siempre me decía que su mayor deseo era publicarlo. Su talento para la escritura no podía quedar en un cajón», confesó la presentadora.

El proceso de creación del libro se ha convertido en el eje principal de su vida en estos momentos, y espera poder estar a la altura. «Llevo casi un mes en mi habitación de Mallorca escribiendo este doloroso viaje lleno de amor de una madre y su hijo», contó.

«El chico de las musarañas» es el nombre ed esta obra llena de sentimientos. A través de sus páginas, Aless pretendía dar a conocer al mundo cómo es la experiencia de un paciente de cáncer, mientras exploraba su faceta más creativa. Un relato que podrá ayudar a muchas personas que pasen por un trance similar, así como a sus familiares.

Además, Ana Obregón ha revelado que todo lo recaudado con la venta de los ejemplares irá destinado a la Fundación que se creó en honor de su hijo para ayudar a niños y jóvenes que son diagnosticados con la misma enfermedad. Está claro que el trabajo está siendo una de las mejores vías de escape para Ana en estos momentos.

Además, entre sus nuevas aventuras profesionales destaca su participación como jurado en Mask Singer, donde hará un divertido tándem con Javier Calvo y Javier Ambrossi intentando averiguar qué rostro conocido se esconde debajo del disfraz. Además, se encuentra produciendo su serie autobiográfica, una ficción que supone su regreso a la pequeña pantalla.

Ella misma será la protagonista de las escenas de los acontecimientos más recientes, y, dada su intensa vida, promete dar mucho de lo que hablar.