Adrián, el joven de 17 años que devolvió un bolso perdido y se ha llevado una recompensa de 13.000 euros

A veces ocurren actos de bondad que dejan al mundo con la boca abierta. Y además, a veces, quien los realiza lo hace de forma altruista y acaba llevándose una grata sorpresa como recompensa. Ambas cosas le han ocurrido a un joven que, tras hallar un bolso abandonado, decidió hacer lo posible para encontrar a su dueña y devolvérselo tal cual lo encontró.

Adrián Rodríguez es el nombre del joven de 17 años, natural de Chula Vista (California) que encontró dicho bolso extraviado en un carro de la compra de un supermercado, y decidió tener ese acto de empatía y solidaridad con su propietaria, Elyana Martín.

Melina Márquez, una amiga íntima de Elyana, ha querido hacer público lo ocurrido. Explicando como el chico vio en el interior del bolso la dirección de su amiga, y fue decidido hasta allí a llevárselo. La tía de la joven fue la que abrió la puerta a Adrián, a la que el chico le entregó el bolso sin más, sin que ella se lo agradeciera de alguna forma especial al desconocer lo sucedido y el contexto de la acción.

Pero la casa tenía una cámara en la puerta que grabó la llegada del chico, y al llegar Elyana estaba tan agradecida y emocionada con el gesto que decidió tener un generoso detalle con el joven.

Decidieron difundir ese vídeo para poder encontrar a Adrián, tras comprobar que en el bolso estaban todos los objetos de valor que tenía cuando lo perdió. «Creemos que se merecía una gran compensación y como mucha gente quería ayudar por sus buenas acciones aquí estamos… por favor comparte». También añadieron con cierta emoción que: «Fue criado por padres maravillosos y esto necesita ser dicho. Me da esperanza para nuestra próxima generación. Nunca juzgues un libro por su portada».

Márquez abrió una colecta a través de GoFoundMe para recolectar una recompensa económica tras el ejemplar gesto. Y la sorpresa acabó con que, al final, multiplicaron con mucho el dinero que pretendían sacar, llegando casi a 13.000 euros, que fueron entregados posteriormente a Adrián Rodríguez.

Posteriormente, el joven confesó la razón por la que entregó el bolso: «Mi madre siempre me dijo desde que era pequeño que siempre hiciera lo correcto, aún cuando no hubiera nadie cerca».